fbpx

¿Porqué cuando tienes hambre te enojas?

Es normal que cuando tienes hambre, tu estado de animo cambia, pero esto es más común de lo que tú crees, porqué el hambre y el enojo siempre van de la mano.


Cuando tenemos hambre, el estado de animo cambia, aunque podríamos echarle la culpa a la falta de nutrientes, ya que los carbohidratos, proteínas y grasas se transforman en azúcares simples.

Esta teoría biológica es bastante acertada, ya que un cerebro sin energía es más irritable, sin embargo, existe otra explicación que vincula al hipotálamo, la estructura cerebral encargada de regular el apetito y los estados de ánimo.

¿Qué dicen los expertos?

Los expertos de la Asociación Americana de Psicología (APA) hablan de dos conceptos clave a la hora de determinar si el hambre contribuirá o no a la aparición de emociones negativas como la ira.

La primera es el contexto: las personas hambrientas son más propensas a la ira si alrededor hay otras personas molestas.

La segunda es la auto conciencia: la falta de glucosa nos hace perder el control sobre nuestras emociones, según comentan los psicólogos.

Cuando no comemos bien, el hipotálamo se activa y se ven afectados los niveles de distintas hormonas como la del crecimiento, la leptina y la grelina.

Este desequilibrio reduce la serotonina en el cerebro, la conocida hormona de la felicidad. Es por eso que las personas hambrientas se enojan con más facilidad que el resto de seres vivos.

Más contenido de la ciudad de CALI

Síguenos en Facebook, Twitter e Instagram