fbpx

Estudio demuestra que saber bailar es cuestión de genética

Si eres un tronquito para bailar, no te preocupes, es cosa de genética

Bailar es una actividad muy divertida. Algunos muestran una mejor habilidad para seguir el ritmo de la música, mientras que otros, como dicen, bailan con los dos pies izquierdos. Si bien el principal problema es que no seguimos el ritmo de la canción, un estudio publicado en la revista Nature Human Behavior sugiere que el problema radica en la genética.

Un equipo de investigadores del Vanderbilt Genetics Institute en EE. UU, realizó un estudio de asociación de todo el genoma para identificar variantes genéticas comunes asociadas con la sincronización de los latidos del corazón en 606.825 personas.

A algunas personas les resulta extremadamente fácil moverse al ritmo de la música, como si lo hubieran estado haciendo toda su vida, pero a otras les resulta difícil incluso aprender a bailar una coreografía simple. Cuando bailamos, liberamos neurotransmisores relacionados con el apego, como endorfinas y dopamina. También producimos oxitocina, una hormona que promueve la empatía y aumenta la confianza entre las personas.

En el estudio indican que “El ritmo está influenciado no solo por un gen, sino por cientos de genes”,  «Tocar, aplaudir y bailar al ritmo, es la base de nuestra música».

El estudio también muestra que la sincronía de la frecuencia cardíaca comparte cierta composición genética con otros rasgos, incluidos los ritmos circadianos, como caminar, respirar y las actividades diarias.
«Este es un nuevo marco para comprender cómo la biología detrás de la música se relaciona con otros rasgos de salud», dijo la coautora Lea Davis, profesora asociada de medicina.

Los investigadores también concluyeron que, si bien la genética afecta la capacidad rítmica, el entorno también desempeña un papel. La Universidad de Vanderblit concluye con este estudio que: «La investigación de la complejidad de las posibles influencias genéticas en los rasgos musicales, solo fue posible cuando un gran número de personas participaron en este estudio».

 

Más contenido de la ciudad de CALI

Síguenos en Facebook, Twitter e Instagram