fbpx

Una mujer pidió alitas de KFC y le enviaron también la cabeza del pollo frito

En Inglaterra, una mujer pidió unas alitas de KFC, pero se encontró con una desagradable sorpresa al recibir su pedido. 

El hecho ocurrió en el restaurante de pollo en Twickenham, al sur de la zona metropolitana de Londres y la comensal se quejó a través de JustEat, donde calificó con 2 estrellas el servicio que recibió por parte de la cadena.

Asimismo, publicó una foto de su pedido, donde se ve una cabeza con ojos y pico junto a una masa crujiente recién sacada de la freidora. “No me dejes el resto, urgh”, agregó la cliente para mostrar su desaprobación con su orden de comida.

Lea también: Ladrón robó tienda donde vendedora dormía profundamente en un mueble

Al instante, la franquicia se pronunció en sus redes sociales y le agregó un poco de humor a la situación, diciendo que era la calificación “más generosa de la historia”. Asimismo, la empresa se mostró en desconcierto por lo ocurrido y anunció que ya adelanta una investigación al respecto.

De hecho, la firma le aseguró al al diario británico ‘The Sun’ que las averiguaciones avanzan en su cadena de servicio:

Vea además: Llego a la casa después de rumbear sin una hamburguesa y le pidieron el divorcio

“Estamos realmente sorprendidos por esta foto. Desde que Gabrielle se puso en contacto, hemos investigado en los estrictos procesos y controles establecidos con nuestros proveedores, socios y equipos que preparan todo en nuestros restaurantes”.

Sin embargo, KFC también aprovechó el incidente para demostrar que su producto es pollo real, de lo cual se mostraron orgullosos.

Por último, hicieron una conciliación con la cliente afectada y la invitaron a que observe de cerca los procesos de preparación de los alimentos. Además, informaron que volvieron a capacitar al personal para evitar que se repita algo así.

Más contenido de la ciudad de CALI


Te podría interesar esta publicación, dale click o tap y mantente bien enterado: