fbpx

En medio de los disturbios y gas lacrimógeno se jugó partido de fútbol en Barranquilla

Una vez más la situación del país es registrada en cámara internacional.

Sin importar que el país esta en medio de una compleja situación de paro nacional el fútbol no se detiene. Así quedo confirmado ayer 12 de mayo, cuando se disputó en Barranquilla el partido entre Junior y el River Plate de Argentina por la Copa Libertadores.

El encuentro realizado en el estadio Romelio Martínez, inició con los actos acordes a la previa del juego, incluso se realizó un minuto de silencio el cual era interrumpido constantemente por las explosiones causadas por las armas del ESMAD, al lanzar las bombas lacrimógenas contra los manifestantes que estaban contra del partido de fútbol, ya que era como una «bofetada» para el país.

El partido inicio en medio de la tensión que se vivía fuera del recinto, sin embargo a los 22 minutos fue suspendido debido que los jugadores se vieron afectados por los efectos del gas. Pero luego retomo y se dio como resultado un empate 1-1.

https://fb.watch/5suM8RM8Ah/

El técnico del River Plate en medio de la rueda de prensa posterior al partido explicó que fue muy incómodo jugar en medio de los gases, estruendos y la situación que vive el país, en conclusión para el y demás jugadores fue algo anormal.

Por otro lado el alcalde de barranquilla también ha recibido críticas en redes sociales al permitir un encuentro deportivo de tal magnitud, en medio de una protesta con disturbios entre el ESMAD y la primera línea de defensa.

Más contenido de la ciudad de CALI


Te podría interesar esta publicación, dale click o tap y mantente bien enterado: