Cómo conservar las frutas: aquí les dejamos una guía práctica

Todos en algún momento hemos tenido problemas para conservar algunos tipos de frutas. Esto tiene innumerables ventajas; como evitar el desperdicio de comida, o ahorrar dinero, y cómo no el hecho de salvar la comida en un país donde muchas personas sufren y mueren de hambre.

Aquí les compartiremos unos sencillos tips que les ayudarán a conservar su increíble sabor y valor nutricional.

Empezaremos por el tomate; la mejor manera de conservarlo es en el cajón de la nevera, en caso de que ya esté maduro. Si no se puede conservar por fuera hasta que madure y ahí sí refrigerarlo.

Para las manzanas, peras, duraznos y kiwis, lo mejor es guardarlos en la nevera para que se conserven por más tiempo, y si es posible en contenedores diferentes sin tapa.

Nuestro amado aguacate, lo mejor es conservarlo fuera de la nevera, si quieres que se madure más rápido, lo puedes envolver en papel periódico y separarlo de los cítricos. Después de abrirlo y si no lo vas a consumir completo puedes echarle unas gotas de Limón y conservarlo en un recipiente de vidrio en la nevera.

Para el melón, sandía y piña se pueden conservar fuera de la nevera. Una vez cortados se pueden conservar en la nevera dentro de una bolsa reutilizable.

La naranja, limón y pomelo se conservan bien en un ambiente seco y oscuro y no es necesario guardarlos en la nevera.

En el caso de los arándanos, cerezas, frambuesas, moras y fresas, se deben conservar en la nevera, un tips importante es no lavarlas hasta el momento en que se vaya a consumir para que así los disfrutemos bien frescos.

Finalmente las uvas, ciruelas y duraznos es mejor lavarlas y conservarlas en un recipiente en el que puedan respirar.

Más contenido relacionado con Salud y Belleza