Si guardas la cebolla en la nevera, estás cometiendo un grave error

¿Eres de las personas que no puede cocinar sin cebolla? Si es así, es importante que tomes en cuenta estas recomendaciones. Así tendrás una buena conservación de la cebolla al momento de guardarla.

Bien sea cruda, asada, cocida o frita, la cebolla es uno de los vegetales con más antigüedad y con mayor consumo en la actualidad. Debes saber, que, entre sus capas, esconden un valioso tesoro nutricional. El cual incluye:

  • Calcio
  • Magnesio
  • Hierro
  • Fósforo
  • Colbato
  • Cobre
  • Yodo
  • Potasio
  • Zinc
  • Azufre
  • Vitamina A, B C y E

Si eres de las personas que tienen la costumbre de guardar las cebollas en la nevera, estas cometiendo un grave error. Debido a que su textura se tornará blanda y sus azucares se van a convertir en almidón.

Cuando la cebolla se encuentra entera, debe ser guardada en un lugar muy fresco y seco; también es importante que no reciba luz solar directa. Lo más recomendable, es guardarlas de manera individual, sin ser amontonadas o en una red o maya. Esto se hace para poder tener una mejor ventilación, así que nunca uses bolsas de plástico.

Debes evitar al máximo, que la cebolla este junto a otros vegetales, eso evitara que se acelere su proceso de maduración por los efectos del gas etileno. Si sigues estas recomendaciones, puedes llegar a conservar tu cebolla con la piel intacta y por al menos 8 meses.

Increíble ¿no crees?

Una vez la cebolla ya está cortada, lo que debes hacer es guardarla en un recipiente hermético en el refrigerador. Ten en cuenta que la cebolla cortada es un imán para los gérmenes. Es ahí donde absorbe todo lo que este en el ambiente, así que ese trozo puede resultar siendo nocivo para nuestra salud.

Más contenido relacionado con Entérate Cali