El sector gastronómico de Cali ya no sabe qué hacer

Trapos rojos y SOS del sector gastronómico no son suficientes.

Indudablemente, en el sector gastronómico es repetitivo las súplicas de miles de propietarios, empleados y familias.

Cada fin de semana, una de las mayores preocupaciones es pensar que, el toque de queda no los deje trabajar, aparte de la pandemia que, sin duda, ha disminuido sus ingresos a causa de la prohibición de atención al público en establecimientos.

El panorama del gremio gastronómico es desolador, tanto así que, ni los trapos rojos, ni manifestaciones ni SOS son suficientes, porque el Gobierno no les dan soluciones.

Cabe mencionar que, la mayoría de propietarios aseguran que, no son capaces de sostener un restaurante con domicilios, que, su situación indica que más de 30 años de esfuerzo, poco a poco, están decayendo.

A la fecha, más de 18.900 personas se encuentran desempleadas porque  2.110 establecimientos se han cerrado. Esto de acuerdo con la Asociación de Restaurantes ACODRES.

De igual forma, esas peticiones están acompañadas de cifras, que demuestran un 9% de ingresos en ventas entre los meses de junio y julio. Esto es rechazado porque no reciben oportunidades de progreso.

Por esta razón, en una reunión del Concejo de Santiago de Cali, presentaron diferentes propuestas en pro de los restaurantes.

Así llegaron a la conclusión de que, podrían implementar diferentes estrategias; por ejemplo, horarios bajo Cali 24 Horas, caracterizar cada negocio y conocer problemáticas, entre otros.

Sin embargo, esas ideas no son realidad y mientras tanto, el sector gastronómico sigue viviendo una crisis y están esperanzados en recibir apoyo económico.

Más contenido de la ciudad de CALI