Hay que recordar nuestras raíces: ¡Feliz día del medio ambiente!

No debería ser solo un día al año. Nuestra existencia transcurre en un ambiente que, en ocasiones, desconocemos. Por eso de vez en cuando no está de más recordar lo que somos y nuestras raíces.

La normalidad del ser humano, durante mucho tiempo, ha sido creerse la especie superior. Pero, ¿qué seríamos sin nuestro entorno? La vida no debería basarse simplemente en venir a cumplir sueños. También hay que mirar las aristas, los matices. Sentir el tacto de la tierra en los pies, que la respiración se agite y llenar los pulmones de un aire añorado. O simplemente abrir la ventana, verse rodeado de cualesquiera que sea el ecosistema, pero comprender que lo habitamos, más no que somos dueños.

Lo único que nos pertenece es lo que tenemos bajo la piel, todo lo demás termina siendo un hotel. Algo pasajero y efímero. Por lo menos, no tengo memoria sobre la ropa que llevaba hace cinco años, pero sí tengo claridad sobre el paisaje que vi. Mis pies están sobre la arena blanca. Estoy rodeado de palmeras y frente a mí está el atardecer y el mar. La brisa recorre libremente mi cuerpo. En aquel instante solo pensé: «estoy en el lugar correcto».

Hagamos, entonces, de nuestro medio ambiente el lugar correcto. Comprendamos que solo lo habitamos y que, a fin de cuentas, todo es mejor cuando hay un base que te recuerda tus raíces. ¡Feliz día del medio ambiente!

Más contenido relacionado con Entérate Cali