Diego, el macho “dominante” que salvó a su especie

Diego, la tortuga que tuvo tanto sexo que pudo salvar a su especie de ser extinguida. La tortuga tiene más de 100 años y fue una de las 15 tortugas (12 hembras y dos machos) que participó en el programa de cría en cautividad en el Centro de Tortugas Fausto Llerena en la isla de Santa Cruz.

Al haber tan pocos ejemplares, se inició una campaña internacional y se logró localizar a Diego en el zoológico de California.

A Diego lo reubicaron en un centro de reproducción en la isla Santa Cruz, y se mostró como el “dominante” entre los tres seleccionados para recuperar a su especie.

Los científicos no sabían cuánto había contribuido cada tortuga con la repoblación. Pero hace seis años, realizaron un análisis genético donde pudieron observar que Diego era el padre del 40% de las crías.

Gracias a su valiosa contribución pudo aumentar la población a más de 2.000 especies. Ahora que se logró el objetivo, el parque nacional Galápagos ha decidido finalizar el programa de reproducción.

Diego ayudó a aumentar la población de tortugas de 15 a 2,000.

Diego, llego a las Islas en 1976 desde el zoológico de San Diego (razón por la cual lo nombraron así), tiene un peso de 80 kilos y puede llegar a medir 1,50 metros.

Actualmente el archipiélago tiene solo el 15% del número inicial de tortugas, que se estima que son 400.000 individuos, de quince especies originales.

Un dato curioso es que hace varias décadas piratas y balleneros redujeron fundamentalmente la población de tortugas de las Islas. Debido a que se alimentaban de ellas, también las llevaban a sus barcos a los enormes animales, porque estos podían sobrevivir hasta un año o incluso más sin ingerir alimento y y agua.

 

Más contenido relacionado con Entérate Cali


Te podría interesar esta publicación, dale click o tap y mantente bien enterado: