Algo sorpresivo pasó que evitó que un perro con cáncer muriera

Esta es la conmovedora historia. Algo sorpresivo pasó que evitó que un perro con cáncer muriera.

Se trata de Roxy, una canina que luego de ser abandonada por su familia humana, debió luchar sola contra una enfermedad muy grave. Siempre fue fuerte, nunca se rindió.

Residente de Estados Unidos, un país en el que alrededor del 25% de los perros mueren de cáncer. Roxy debía que someterse a un tratamiento que le disminuyera los efectos y pudiera luchar contra el cáncer. Sin embargo, suele ser muy costoso.

Lo anterior, resulta ser una de las causas por las que algunas familias prefieren dejar a sus mascotas en un refugio animal o practicarle la eutanasia.

Fue así como Roxy, empezó a sufrir los efectos de un tumor venéreo. Lamentablemente su familia humana no podía costear los gastos de la quimioterapia, motivos que los impulsó a dejarla en un refugio.

Roxy estaba muy delgada y ya había presentado hemorragias vaginales, teniendo un estado de ánimo triste por el abandono. En la Clínica Veterinaria Sidewalk Specials dijeron que no sobreviviría.

Es por esta razón que los profesionales tomaron la decisión de practicarle la eutanasia. Pero algo sorpresivo sucedió minutos antes de inyectarle el anestésico letal.

Roxy quedó viendo fijamente al veterinario y empezó a mover su cola, como si literalmente, le estuviera clamando que la dejara vivir. Fue una conexión tan grande que el profesional desistió en lo que iba hacer.

Al ver su lucha por vivir, el veterinario se hizo responsable de la quimioterapia, en donde meses después de hospitalización está totalmente recuperada.

Actualmente Roxy fue adoptada por una nueva familia en donde es feliz. Juega, come, duerme y todos las quieren.

Más contenido Entérate Cali


Te podría interesar esta publicación: