Niña graba su propio abuso para que le creyeran

Una niña de tan solo 11 años grabó su propio abuso para que le pudieran creer.

El sujeto que hacía este aberrante caso era un sacerdote, quien le decía a la menor que “es solo un juego, no hacemos nada malo”.

Este hecho se hizo público en Italia, en donde se aclaró que el cura fue arrestado. El sacerdote de Ducenta, identificado como Muchele Mottola, abusó de la niña hasta febrero del presente año 2019.

Para ese entonces, la menor grabó el reprochable comportamiento de Mottola. Una vez su familia tuvo conocimiento, llevó la evidencia a la diócesis de la que dependía su iglesia.

De esta manera, en mayo de 2019, la diócesis suspendió al sacerdote y remitió los hechos contundentes a la Fiscalía.

A esto se suma que se abrió un proceso canónico en contra de él que actualmente sigue vigente.

Según la versión de la madre de la niña afectada, el sacerdote llegó a la parroquia de Ducenta en el año 2017. Por su comportamiento ‘noble’ y ‘sencillo’ logró ganarse el cariño y confianza de la familia.

Es así como los visitaba en su casa y hasta les llevaba regalos, como si fuesen conocidos de mucho tiempo.

No le creyeron a la niña

Por iniciativa propia, la menor ya había contado sobre el abuso a dos adultos de la parroquia, sin embargo, éstos no le creyeron dejando a un lado la situación.

Este hecho fue suficiente para que la niña, de tan solo 11 años de edad, tomara la decisión de grabar uno de los momentos más duros y difíciles de su corta vida.

Conforme con versiones oficiales de Italia, en la grabación, luego de que la niña le dijera que no siguiera y que no la tocara más, se alcanza a escuchar que él le decía que “es solo un juego, no hacemos nada malo”.

Esto permitió que la Policía de Italia detuviera a Muchele Mottola, siendo acusado de pederastia.

Más contenido Entérate Cali


Te podría interesar esta publicación: