Creyó adoptar un gato y dos meses después resultó ser un puma

El lindo gatito resultó ser un salvaje felino

Todos los animales merecen ser amados como respetados y más cuando están bebés sin nadie que los proteja, es por eso que esta joven llamada Florencia quiso darle un hogar a este felino bebe.

El caso se registró en Tucuman, Argentina, cuando Florencia se encontraba con su hermano pescando, cerca al lugar estaba una cueva de la cual salían extraños ruidos, por lo cual la mujer decidió investigar. La sorpresa fue triste y tierna ya que encontró dos gatitos bebés amamantándose del cadáver de su madre.

Inmediatamente Florencia los llevo con ella y los nombró Tito y Dani. Dani que era una hembra al parecer estaba muy enferma y murió al poco tiempo, Tito logró sobrevivir con los cuidados de Florencia.

Sin embargo un día el felino tuvo una caída y debió ser atendido por un veterinario. Fue el médico quien dio el informe que el felino era en realidad un puma yaguarundí. Lastimosamente Florencia debía informar el caso a la Fundación Argentina de Rescate Animal (FARA), quienes se encargarán de cuidarlo y posteriormente regresarlo a su hábitat, ya que durante un par de meses al estar bajo cuidados humanos, el felino ya esta casi domesticado y su regreso a la naturaleza debe tomar tiempo.

El Puma yaguarundí 

Es una especie de felino que en su etapa adulta alcanza un largo hasta de 70 centímetros de largo y 40 de alto. Su cuerpo es parecido al de un gato domestico, pero su cabeza es muy similar a la de un puma. Al momento no se considera en peligro de extinción.

Más contenido Entérate Cali


Te podría interesar esta publicación: