No me gustó el tatuaje – Pues me lo quito con un rallador

Quizás algunas personas en un momento de su vida se han arrepentido de algún tatuaje que se hicieron en su juventud o no lo pensaron bien. Hasta podrías llegar a pensar que te lo quieres quitar pero todos sabemos lo costoso que es este procedimiento, además que supuestamente duele el doble de cuando te lo hiciste.

Pues este joven de 21 años tomó decisiones drásticas frente a su tatuaje. Aunque es demasiado difícil de imaginar ¡tomó un rallador de cocina y se ralló la piel! ¿Se imaginan esta locura? Este joven que probablemente tenga una gran tolerancia al dolor se ralló la piel en el antebrazo donde tenía un tatuaje de un ojo.

No me gustó el tatuaje - Pues me lo quito con un rallador

No me gustó el tatuaje - Pues me lo quito con un rallador

No me gustó el tatuaje - Pues me lo quito con un rallador

No me gustó el tatuaje - Pues me lo quito con un rallador

Este impresionante hecho fue publicado por una amigo llamado Matias. Este publicó en su cuenta de Twitter el antes y después del proceso y la verdad es bastante impactante. El joven contó a un portal que primero había probado con una piedra pomez, pero como no hubo resultado, buscó algo más contundente.

También contó que quería ingresar a a Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA) pero que varias personas le dijeron que no podía tener tatuajes a la vista y pidió que no se mostrara su cara porque él tenía sus razones.

Los cibernautas no han tardado en comentar. Hay algunos que dicen que esto es imposible y falso, otros admiran la valentía del muchacho y muchos opinan con sus comentarios que definitivamente le falta un tornillo. No sabemos cuanto le pudo doler solo les pedimos que no lo intenten en casa. (Al final como que si logró lo que quería):

No me gustó el tatuaje - Pues me lo quito con un rallador

No me gustó el tatuaje - Pues me lo quito con un rallador

Más contenido Entérate Cali


Te podría interesar esta publicación: