Perro fue criado para ser asesino, hasta que lo entrenaron con amor

Pastor Alemán fue criado para ser un asesino hasta que alguien cambió su vida. Un grupo de personas y de entrenadores profesionales trato con mucho cariño y trabajo duro, para hacer que este perro vuelva a ser normal, amigable y tolerante con otros perros.

El proceso fue muy bueno, a pesar de que el entrenador fue mordido en varias ocasiones y pasó muchas horas en entreno; pero todo tuvo su recompensa, el perro volvió a ser el mismo que algún día fue, antes de caer en las manos de la gente que lo hizo agresivo. Este hombre puso todo su tiempo y empeño en domesticarlo para darle una vida más feliz.

 

Más contenido Entérate Cali

Te podría interesar: