¿Cómo es tu personalidad según el orden de tu nacimiento?

Quizás en algún momento de tu vida has escuchado opiniones acerca de que el hijo mayor en la familia crece más responsable y que los hijos únicos muchas veces son egoístas y exigentes. ¿Será cierto que tu personalidad y talentos pueden estar directamente relacionados con el orden en el que naciste?

¿Cómo nuestra personalidad y mente están relacionados con el orden del nacimiento?

La teoría acerca de esta relación fue propuesta en 1920 por Alfred Adler. Según Adler, el orden de nacimiento de un niño juega un papel importante. Ya verás por qué…Primogénito ó hermano mayor: Según Adler, el primer hijo es conservador, tiende a tener autoridad y posee cualidades de líder. Acostumbrado a cuidar a sus hermanos menores y protegerlos, crece también cariñoso, se convierte en un buen padre (madre) en el futuro y muchas veces toma la iniciativa en sus manos.

Segundo hijo ó hermano del medio: Se deja influenciar por su hermano o hermana mayor. Muchas veces busca romper los récords de los mayores. El ritmo del desarrollo es más alto. Puede proponer metas demasiado altas, lo cual aumenta la cantidad de fracasos, aunque éstos sólo lo hacen más fuerte.

Hijo menor ó hermano menor: Por lo general, está rodeado de cariño y atención por todos lados. Puede sentir una sensación de inferioridad o ser dependiente. Sin embargo, tiene una gran motivación para superar a sus mayores. Se lleva bien con las personas. Aunque el hermano menor puede ser más irresponsable y despreocupado que los hermanos mayores.

Hijo único: A menudo compite con su padre. Por lo general, se encuentra bajo el control de su madre y espera la misma protección y cuidados de los demás. El rasgo particular de este estilo de vida es la dependencia de la atención y egocentrismo. Muchas veces tiene dificultades en las relaciones con las personas de la misma edad que él. Sin embargo, es perfeccionista y sabe lograr sus objetivos a pesar de todo.

Se descubrió que los hijos mayores tienen resultados más altos en las pruebas de inteligencia, aunque no son demasiado significativos. Los científicos no encontraron ninguna prueba de que el orden de nacimiento influya en la estabilidad emocional e imaginación…

Los primogénitos son más honestos y propensos a ser líderes, y también menos sociales y resistentes al estrés. Los hijos del medio son más responsables y enfocados; y los hijos menores, más abiertos y sociales. Los hijos únicos en muchas ocasiones resultaron ser nerviosos pero bastante amistosos y sociales.

Más contenido Entérate Cali