Armero: 33 Años después de la tragedia que sacudió a Colombia

Han transcurrido 33 años de la tragedia desde que el volcán nevado del Ruiz hizo erupción el 13 de noviembre de 1985 a las 9:09 Pm donde expulso más de 35 toneladas de material y alcanzo una altura de 30 Kilómetros de altura.

Armero: 32 Años después de la tragedia que sacudió a Colombia

La erupción afecto los departamentos de Tolima y caldas, después de más de 7 décadas la erupción tomo por sorpresa a los más de 29 mil habitantes de armero, como si fuera una de las páginas de la novela de Gabriel García Márquez “Crónica de una muerte anunciada”, el gobierno nacional recibió múltiples informes donde advertían sobre la posible emergencia.

Armero: 32 Años después de la tragedia que sacudió a Colombia

El 22 de octubre de 1985 vulcanólogos italianos emitieron un reporte entregado a las autoridades donde se determinó un riesgo de Lahares (Flujo de materiales volcánicos) en ese momento era inusualmente elevado, esto después de analizar las muestras de terreno y gases de las fumarolas alrededor del cráter, en este reporte emitido realizaron una serie de recomendaciones a las autoridades locales para estar preparados, uno de los equipos científicos hizo entrega a las autoridades equipos sismógrafos pero lamentablemente no se les brindo instrucciones para realizar la operación.

Para noviembre de 1985 la actividad volcánica se incrementó de manera considerable, enormes cantidades de gases empezaron a salir del volcán, la extensiva desgasificación del magma produjo una altísima presión dentro del volcán, justo en el espacio ubicado encima del magma, lo que finalmente llevó a una erupción explosiva.

Armero: 32 Años después de la tragedia que sacudió a Colombia

El fatídico 13 de noviembre de 1985, el volcán empezó a emanar columnas de ceniza oscura alrededor de las 3:00 Pm, como si fuera una advertencia de lo que estaba por suceder, fue entonces cuando el director de la defensa civil a nivel local contacto a Ingenominas quienes a su vez determino la evacuación del área por la posible erupción del volcán, estos indicaron que debían contactar a los directores del Tolima y Bogota de la defensa civil, el volcán no emnano ceniza entre las 5:00 Pm y las 7:00 Pm, lastimosamente en armero las autoridades indicaron a los lugareños regresar a sus casas  “mantuvieran la calma”.

Alrededor de las 5:00 p. m. fue convocada una reunión del comité de emergencia, y cuando esta terminó a las 7:00 p. m. varios miembros contactaron a la Cruz Roja regional para acordar detalles sobre los esfuerzos de una posible evacuación en Armero, Mariquita y Honda. La Cruz Roja de Ibagué contactó a las autoridades de Armero y ordenó una evacuación que no fue llevada a cabo debido a problemas eléctricos causados por una tormenta. La fuerte lluvia y los rayos producto de la tormenta pudieron ocultar el ruido del volcán, y sin ningún esfuerzo sistemático de alerta, los residentes de Armero no eran conscientes de la actividad que se desarrollaba en el Nevado del Ruiz.

A las 9:45 p. m., después de que el volcán hiciera erupción, los funcionarios de la Defensa Civil de Ibagué y Murillo trataron de advertir a las autoridades de Armero, pero no pudieron contactar. Después, lograron escuchar conversaciones entre algunos dirigentes de Armero y otras personas; en la más famosa de estas conversaciones se escucha al alcalde de Armero a través de una radio casera, gritando «se nos vino el agua», poco antes de ser arrastrado por el lahar.

Armero: 32 Años después de la tragedia que sacudió a Colombia

En la tragedia de Armero 20 mil personas fallecieron, 20 mil personas fueron arrastradas por la furia de la naturaleza, una población prospera donde sus habitantes daban fé del compromiso el uno por el otro fueron borrados de la faz de la tierra.

Armero: 32 Años después de la tragedia que sacudió a Colombia

Omaira Sánchez fue uno de los símbolos mas representativos de la tragedia, una niña de apenas 13 años quedo atrapada entre los restos de su casa donde sus familiares perecieron ante la furia de la naturaleza, durante 3 días estuvo atrapada, durante 3 días los lentes de las cámaras captaron sus ultimas horas de vida, organismos de socorro trabajaron incansablemente para rescatarla pero fue inútil, para poder hacerlo debían amputarle ambas piernas pero por las condiciones de la emergencia no se contaba con los equipos quirúrgicos para realizar esta difícil labor, una segunda opción era emplear una moto bomba para extraer el agua que cada vez más subía pero la única disponible se encontraba en Medellín.

Omaira más que una niña, era una mujer valiente, a pesar de estar atrapada entre los escombros y con sus familiares bajo sus pies, veía un futuro diferente pensaba en regresar al colegio y presentar sus exámenes, en una de las entrevistas que le realizaron siendo una de sus ultimas palabras en vida fueron:

«Madre, si me escuchas, quiero que reces por mí para que todo salga bien».

Más información