¿Dónde están los desaparecidos?

Tres familias diferentes, tres historias diferentes, varios días sin saber de ellos.

«¿A dónde van los desaparecidos?» es la frase que en este momento muchas familias usan, misma frase como el título de la canción del grupo argentino «Los Fabulosos Cadillacs», el panameño Ruben Blades o Maná, la misma letra con diferentes intérpretes.

Tres jóvenes de Cali se encuentran desaparecidos hace mas de 4 días. No se tiene información sobre a dónde fueron la última vez y con quién salieron. Ni siquiera han realizado una llamada de 4 segundos para decir «Estoy bien». Las autoridades, hasta el momento no se pronuncian y mientras tanto la preocupación de las familias aumenta cada día. Y sus respectivas imágenes siguen siendo compartidas todos los días por sus amigos, familiares y medios de comunicación.

Edward Patiño, 5 días desaparecido. Salió en su moto la tarde del 18 de enero. La moto fue encontrada junto con sus documentos; sin embargo, hasta la hora no se sabe de él.

El mismo día desapareció Luisa Maria Cardona. Primeras versiones dicen que salió de casa y la vieron por última vez en Palmira. Aunque su mamá se dirigió hasta el municipio, al parecer no la encontró.

El más reciente es el joven docente Alejandro Cardenas Cardona. Se vio por última vez con camiseta de negra, jeans y botines color café.

Y si buscamos un caso más antiguo encontramos la familia de Harry Vallejo, quien está desaparecido desde el día 28 de octubre del 2016.

Todos los días en Cali desaparecen jóvenes y personas mayores. Algunos aparecen bajo efectos de drogas como la escopolamina – más conocida como la famosa»burundanga». Otros simplemente estaban escondidos o de paseo con un grupo de amigos y/o la pareja. Lo más crudo de esta realidad es que algunos casos terminan fatalmente en lágrimas, cuando sus familias son informadas que encontraron sin vida a su ser querido.

Muchas preguntas rondan en los caleños, ¿algún grupo está desapareciendo gente? ¿los desaparecen por robarlos? ¿qué pasa en la ciudad? 

Este post no es con el fin de generar pánico a los caleños y visitantes, sino para ser conscientes que algo está sucediendo y muchos no lo han notado.


LEA TAMBIÉN: