‘Tiburones’ y ‘diablos’ a un paso de la semifinal de la Liga Águila

América visitará a los Tiburones el domingo a las 5:15 P.M. para disputar la vuelta de los cuartos de final del Torneo Finalización. La serie se encuentra igualada a cero.

Los diablos rojos llegan al estadio Metropolitano con un invicto de diez fechas que coinciden con el arribo del técnico uruguayo, el Polilla Da Silva. Por su parte, Junior está golpeado anímicamente debido a su eliminación en semifinales de la Copa Sudamericana ante Flamengo. Los tiburones buscarán aprobar el semestre tratando de llevarse la Liga Águila.

De esta manera, América busca llevarse la serie para así, acercar a sus hinchas a la tan anhelada estrella 14. El problema está en que de los diez cotejos que lleva invicto, hasta el momento no ha podido ganar en condición de visitante; han empatado cinco encuentros por fuera de casa. No han recibido goles pero tampoco han marcado.

Historial teñido de rojo

Hasta el momento, se han disputado 194 partidos entre diablos y tiburones; de los cuales, América ha ganado 78, empatado 57 y perdido 59. Por otra parte, el recuerdo más cercano de los diablos en el Metropolitano se remonta al 20 de julio del año presente; en aquella ocasión, los escarlatas llegaron invictos pero Junior se impuso 3-0. Cabe recalcar que para ese entonces, Hernán Torres era el director técnico.

Los jugadores Fernando Fernández y Santiago Silva no fueron convocados por el bajo nivel que han presentado. Sus carencias deportivas son evidentes y la falta de gol es notoria. También estarán ausentes Diego Herner y Darío Botinelli por lesión. El volante argentino será dado de alta en la primer semana de diciembre; quedando nuevamente a disposición del cuerpo técnico. El capitán y referente escarlata, se perderá el resto de partidos que se disputen debido a la lesión sufrida ante Bucaramanga.

El encargado de impartir justicia será el colegiado Wilmar Roldán. De esta manera, quien gane la serie, se enfrentará ante Millonarios. Se debe mencionar que la campaña de América ha sido buena; cumplió el objetivo principal de permanecer en primera división. De la misma manera, por la tabla de reclasificación, está entrando a un torneo internacional después de casi 9 años. Si llegase a conseguir este objetivo, jugaría en 2018 la Copa Sudamericana.