Panorama de la seguridad en Cali – Zonas más peligrosas y víctimas

Zonas con alto índice de hurtos

Las zonas más propensas a los hurtos según la Policía Nacional son; San Pedro, Parcelaciones de Pance y Valle de Lili. En ese orden están las más peligrosas para los peatones. El intendente Alejandro Urbina está encargado del CAI móvil de San Pedro; “Lo que sucede en el sector de San Pedro es que justamente transitan muchas personas rumbo a sus trabajos, hay mucho flujo y los ladrones aprovechan de esto. Por el tema del comercio también se presta mucho para esto; los ladrones saben que quienes transitan por aquí llevan objetos de valor consigo. También está el problema que nos están reduciendo el presupuesto y ¿cómo vamos a hacer con el mantenimiento de las motos, los objetos de dotación y demás? Si es una zona vulnerable, se  debe intervenir con planes pero tampoco hay dinero para llevarlos a cabo”.

El patrullero Ramos, quien está en el sector de las Parcelaciones de Pance, no solo quiso tocar el tema de la seguridad, sino también la reducción al presupuesto de la seguridad; “El sector de Pance, al ser relativamente nuevo, todo el mundo sabe que es de gente adinerada y a favor de la delincuencia, es muy solo; esto hace que los ladrones se les facilite mucho el hurto a personas que habiten o frecuenten estos lugares. Además, otro punto de atracción para ellos es que tienen cerca las universidades y algunos colegios. El tema de la reducción del presupuesto nos afectaría enormemente. No tendríamos como responder al servicio. Es decir, se reducen las medidas de seguridad que tomamos en el sector; las campañas en las universidades y colegios, lo cual afecta tanto como a nosotros como a los ciudadanos a estar expuestos a la delincuencia”.

Asimismo, el subcomandante Montenegro de la estación de policía de Valle del Lili, trató de explicar las razones por las cuales considera que es uno de los sectores más vulnerados.

“El primer punto que un lleva a colación es que Valle del Lili es uno de los sectores más residenciales de Cali. Hay mucha población flotante. Ahora último se está viendo mucho el tema del comercio, el tema de los vendedores ambulantes. Entonces todo esto trae mucha población flotante. El hecho de ser una zona tan residencial viene tanto hurto a personas. Tenemos aproximadamente unos 52 parques en todo lo que tiene que ver Valle del Lili y Caney; entonces también esto lo hace muy vulnerable tanto para las personas de bien como para las mismas personas que van a fumar su vicio, que no tienen en cuenta que hay ciudadanos que utilizan el parque para hacer cosas de bien y van y fuman su vicio y cuando están pues con los químicos en la cabeza, empiezan a cometer el hurto”.

Víctimas

Como se ha ido demostrando, la delincuencia en Cali tiene unos índices muy altos según las estadísticas de la Policía Nacional. A continuación, se encuentran las voces de los ciudadanos directamente afectados ya sea por hurtos o por haber presenciado un homicidio.

Natalia Giraldo vive en La Vorágine y fue víctima de la delincuencia hace 1 mes y medio; “A eso de las 4 pm, después de haber hecho unas compras y retirado un dinero, salimos desde Jardín Plaza con mi papá y mi hermanastro; cuando estábamos llegando a la casa, por la 125 subiendo a La Vorágine, por lo que es tan solo; nos llegaron dos hombres en una moto; cada uno con un arma de fuego. Nos hicieron entregarles todo, cadenas, billeteras, relojes y lo que habíamos comprado, aparte de lo que habíamos retirado. Nos dijeron que nos venían siguiendo y pues pusimos la denuncia y eso, pero nunca nos dijeron nada”.

Por otra parte, Mónica Rodríguez trabaja en el centro de Cali y fue víctima de un delincuente. Aparte de relatar el suceso, quiso hacer un llamado de atención a las autoridades; “Iba camino a mi trabajo y en eso, fui abordada por un habitante de la calle. Obviamente me dio mucho miedo pero tampoco vi presencia de policía o de auxiliares que me pudieran ayudar. Se me llevó mi bolso y mi maleta, ahí llevaba todo; mi portátil, mi celular, mi billetera, mis papeles y otros objetos personales. Da muchísima rabia que las mujeres seamos tan indefensas en ese sentido y que no se haga nada al respecto. El problema es que a uno lo atracan y es culpa de uno por dar papaya”.

Sebastián Caicedo reside en Mojica y en el mes de agosto, le tocó presenciar un homicidio; “Es de esas cosas que uno no quiere recordar. Yo estaba sentado en las escaleras de mi casa con mi hermano y un señor como de 45 años estaba por la esquina tomando una cerveza en la tienda. En eso, pues todos vimos que una moto hace rato estaba rondando, de las que uno sabe que son bandidos pero no pensamos que fueran sicarios. Solo escuchamos como 5 disparos, el ruido de la moto en la huida y cuando miramos, el señor que estaba en la esquina, estaba tirado en el piso y había un charco de sangre. La policía llegó como a los 15 minutos”.

 

Otro tema: HURTOS

Más noticias de Cali