Lawrence of Arabia llega a los 55 años. La épica en el desierto

Lawrence of Arabia es uno de esos filmes que nos viene a la cabeza cuando pensamos en el género épico.

Este gran largometraje con tintes históricos, llega exactamente el día de hoy a los 55 años de haberse estrenado. Protagonizada por el legendario actor irlandés Peter O’Toole, el film se inspira en la vida del arabista inglés T.E. Lawrence. Este joven arqueólogo, explorador e intrépido soldado, peleó contra los turcos, enemigos del imperio inglés, durante la primera guerra mundial. Su actuación permitió que no llegasen refuerzos al frente y divergir significativos recursos por parte de los otomanos hacia retaguardia. Las tribus árabes pelearon bajo la promesa de la corona británica de conceder la autodeterminación al finalizar la contienda mundial. Pero los ingleses no honraron sus compromisos y al ver derrotados los imperios centrales, y triunfantes los aliados, lo prometido se diluyó como espuma

La película es impresionante en todos los aspectos: desde la puesta en escena, los decorados, los escenarios y la fotografía. David Lean, el director, fue uno de los grandes del cine, y en su haber tiene varios títulos que hacen parte del legado cinematográfico universal. El rodaje en exteriores se filmó en España, Marruecos y Jordania, países muy parecidos en su parte desértica a Arabia. En las batallas se usaron hasta 1,000 extras, con el ejército jordano suministrando los soldados para representar a los otomanos.

Lawrence of Arabia es un film catalogado por el Instituto Americano del Cine como uno de los 100 mejores de la Historia del séptimo arte.

Y un dato de los más extraño: en Lawrence of Arabia no sale absolutamente ni una sola mujer en pantalla. Mucho se ha especulado sobre la naturaleza sexual del militar y arabista inglés, lo cierto es que nunca se casó. Y tampoco dejó descendencia conocida, de hecho en la película algo se insinúa alrededor de las tendencias íntimas del protagonista.

Lawrence of Arabia es una de las pocas películas de Hollywood que abiertamente se posiciona por los derechos territoriales árabes. La meca del cine cuenta con un poderoso y beligerante lobby judío, así que cuando menos este film es inusual. A pesar de lo prometido a las tribus árabes, al ser vencido el imperio otomano, estas se olvidaron con prontitud. El acuerdo secreto de Sykes-Picot, que definía como se repartirían el mundo árabe, ingleses y franceses y la Declaración Balfour. Que hablaba de «los buenos ojos con que la corona británica veía la creación de un hogar judío en palestina», podría decirse que fueron los cimientos para la tragedia posterior.

La deshonestidad inglesa sembró la semilla de la problemática en oriente medio, que incluso hasta nuestros días sigue sin resolverse. Ganadora de 7 oscars, incluyendo mejor película y mejor director, Lawrence of Arabia es una contribución desde el cine, a entender el drama del conflicto árabe.