Artistas y bailarines de la feria dan total respaldo a la Alcaldía.

Los artistas y bailarines que estarán en la 60 Feria de Cali dan total respaldo a decisiones de la Administración, frente al tema de los muros.

“La alegría de Cali y la oportunidad laboral en temporada decembrina para las escuelas de salsa que hay en la ciudad, no se pueden opacar por intereses particulares de unos cuantos que siembran el caos tan solo por atacar a un alcalde que viene haciendo bien las cosas y tomando decisiones acertadas”, manifestó Luis Alberto Hernández ‘El Mulato’, director de la escuela Swing Latino.

Lo hizo durante la manifestación pública de respaldo a Corfecali y la Administración Armitage en la plazoleta Jairo Varela, donde bailarines de diferentes escuelas y artistas como Richie Valdés, Lucho Puerto Rico, Kike Harvey, Óscar Corral, Chucho Navia, entre otros, quienes son conscientes de que afanes politiqueros pretenden causar ruido en la versión 60 de la Feria de Cali con algo que sólo beneficia a la ciudad y su gente.

Agregó El Mulato que el encierro con láminas que se hiciera a lo largo de la calle de la Feria por donde transitará el Salsódromo, no tiene otro propósito que proteger la integridad e intimidad de los participantes y no para excluir al público.

Ello lo corroboran Jenny Parra, de Swing Latino; Nicole Ramos, de A Gosá y Selena Puente, de Star Latin. Ellas han sido víctimas de mirones, fisgones, morbosos y voyeristas que rompen la lona y el plástico que colocan alrededor de las carpas para mirarlas cuando ellas se están cambiando de vestuario. “Para nosotras eso es muy incómodo -dijeron- porque están vulnerando nuestro derecho a la intimidad. Por ello le agradecemos a la Alcaldía que haya colocado láminas de zinc altas”, acotaron.

El bailarín Diego Piandoy, de Star Latin, también se mostró partidario de la separación del público con vallas altas, pues según cuenta, él fue víctima de agresiones por parte de un grupo de borrachos que le arrojó ladrillos, botellas y harina porque no estaban bailando, pues se encontraban en una zona de receso y eso no fue comprendido por los espectadores.

“Señores políticos y enemigos de la Administración, les pedimos que nos respeten. Los bailarines y los artistas que vamos a participar de la 60 Feria de Cali somos los embajadores de la ciudad ante el mundo. El caos que ustedes forman va en contra de Cali, no de sus funcionarios”, fue el llamado del colectivo que respaldó las decisiones de la Alcaldía en pro de la seguridad y el bienestar de la comunidad.


 

Fuente: Cali.gov

Otras noticias de la Feria de Cali