Vaticano prohíbe esparcir las cenizas de los muertos.

Por medio de una instrucción la cual fue firmada por el papa Francisco, el documento se titula Instruccion Ad resurgendum cum Christo y sustituye a otro de 1963. 

Y este advierte lo siguiente :«Para evitar cualquier malentendido panteísmo, naturalista o nihilista, no será permitida la dispersión de las cenizas en el aire, en la tierra o en el agua o en cualquier otra forma», anunció la Santa Sede a través de una Instrucción de la Congregación para la Doctrina de la Fe sobre «la sepultura de los difuntos y la conservación de las cenizas en caso de cremación».

La norma, que afectará las prácticas de millones de fieles en todo el mundo, rechaza además «la conversión de las cenizas en recuerdos conmemorativos, en piezas de joyería o en otros artículos, teniendo en cuenta que para estas formas de proceder no se pueden invocar razones higiénicas, sociales o económicas que pueden motivar la opción de la cremación».


Muchos se preguntarán ¿entonces como puedo conservar las cenizas de mi ser querido?.

Bien, dentro del documento indica que solo se contempla «en casos de graves y excepcionales circunstancias», o cuando una persona lo pida «por piedad o cercanía y estas seran guardadas en un lugar sagrado autorizado por la comunidad eclesiástica», así lo explicó el consultor de la Congregación de la Doctrina de la Fe, el español Ángel Rodríguez Luño, en la rueda de prensa de la presentación del documento.