¿Quieres encender a tu pareja al máximo? Te explicamos cómo lamer

Muchas relaciones entran en circulo vicioso, donde la relación va perdiendo poco a poco esa chispa, ese toque mágico que nos mantiene alertas, es verdad que los sentimientos son una de las bases para una sana relación, esta va de la mano de la sexualidad en pareja.

Nuestro cuerpo está lleno de innumerables terminales nerviosas, convirtiendo a nuestra piel en el mayor órgano sexual, el cual muy pocas veces explotamos y exploramos, por lo cual podemos tener relaciones sexuales mucho más placenteras.

Eso sí es muy importante que antes de que tu y tu pareja inicien a explorar las «mieles» del amor, se den una buena ducha, para así tener una experiencia única, ya que la higiene es fundamental.

Claro está que puedes iniciar por donde tu quieras, pero te recomendamos estimular estas 9 partes de su cuerpo:

  • Cuello: Puedes empezar a dar suaves mordiscos e ir formando un pequeño camino desde la clavícula hasta la oreja, lamer en zigzag para después soplar con mucha suavidad, procura no dejar a tu pareja emparamada de saliva, un super recomendado es hacer unas pequeñas succiones con los labios sin rayar en los horribles «Chupados».
  • Orejas: Puedes pasar su lengua por los bordes, tratando de que el contacto sea firme pero muy sutil, alternando ambas caras de la oreja, puedes dar pequeños mordiscos.
  • Labios: Un juego muy recomendado es pasar la lengua suavemente al sobre los labios, para después succionar los labios, pasando a un suave mordisco, evadiendo un beso apasionado y excitante.
  • Espalda: En toda esta zona puedes jugar entre el hielo, líquidos comestible como aceites calientes y/o aderezos para que así puedas pasar tu lengua en los alrededores de la columna, si usas un aceite puedes soplar suavemente, ya que estos se calientan cuando entran en contacto con una corriente de aire.
  • Estómago y sus alrededores: Así como en la espalda puedes emplear aceites o productos comestibles, para así pasar a lamer, sobre todo en los costados de la misma, y aunque pueda generar algo de cosquillas, a la larga terminaran super excitados, ya que a medida que tu pareja lo disfrute, puede aumentar o disminuir la intensidad con la cual lames.
  • Pies: Cómo estamos experimentando, te recomendamos adentrarse mucho en esta zona, ya que puedes bajar por las piernas con suaves besos, lamidas y masajes hasta los pies, para que así puedas dar un masaje sensual en la planta de los pies y pequeños besos en los dedos.
  • Manos: Puedes empezar con pequeños besos en el antebrazo en la parte interna, para llegar a la palma de la mano, dando suaves besos y lamidas a las llemas de los dedos, eso sí, si tu pareja es hombre esto lo «prendera» muchísimo.
  • Pezones: Ojo esta zona no es exclusivamente de las mujeres, ya que tanto en hombres como en las mujeres puedes generar una enorme cantidad de placer, ya que esta zona es erógena y puedes lamerlos en el sentido de las manecillas del reloj, dar pequeños mordiscos con los dientes y/o con los labios («nos han contado» que los mordiscos con los labios excitan un poco más), también es super recomendable emplear un aceite caliente comestible, ya que al soplar sobre ellos generas unas descargas de excitación enormes.
  • Ano: Puede que no sea muy atractivo explorar esta zona del cuerpo, pero esta en una de las zonas con un número de terminaciones nerviosas increíbles, por eso es muy importante la higiene antes de comenzar, ya que es aquí donde más puedes jugar con un hielo y tu lengua, puede que inicialmente sea un poco raro, pero al final te gustara poder dar este «beso».

Así que con estos pequeños consejos puedes experimentar con tu pareja, puedes revivir ese fuego que ya se estaba extinguiendo, o solo simplemente explorar más allá su vida sexual, eso si siempre siendo responsables y en común acuerdo. Cuéntanos en los comentarios ¿Cuales son las otras partes del cuerpo con las cuales juegas?.

Más publicaciones Entérate Cali