Lo que le espera a Cali en este 2019; la guerra política será agridulce.

Se acaba este bipolar y confuso 2018. Dejando una Feria de Cali más organizada. Con más participación y más eventos gratis y populares. Unas cifras bastante preocupantes de homicidios en la ciudad. Según el Observatorio de Seguridad, entre el 1 de enero y el 1 de octubre de este año se registraron 837 homicidios en Cali. Seguro se dio mucha papaya, como diría nuestro querido Alcalde.

También nos deja interminables embotellamientos en las principales vías. Y una serie de marchas y protestas estudiantiles que hicieron despertar a los jóvenes, no solo de la ciudad sino también del país. Sin dejar de mencionar los actos vandálicos de algunos encapuchados que, según dicen, se involucraron en las protestas sin ser invitados.

Pero este 2019 que está por comenzar, promete ser el doble de bipolar y agresivo. Pues se le sumará un ingrediente que, por menos, hará arder a la ciudad, mucho más que su característico sol. En octubre serán las próximas elecciones en el país. Los colombianos y caleños saldremos a elegir a gobernadores, alcaldes, concejales y ediles.

Cali es Cali, lo demás es política. 

A la ciudad le espera todo un año lleno de vallas políticas por todas las calles principales. Veremos murales empapelados con la sonrisa hipócrita de los candidatos. (Es contigo Iván Ospina). Habrán grupos de jóvenes desocupados vistiendo la camiseta del primer partido político que les ofrezca 50 mil pesos o más por hacer perifoneo en las calles. (Me parece estar viendo a los del partido verde utilizando ‘univallunos’ a su antojo). Se escucharan propagandas políticas absurdas y carentes de creatividad en las emisoras del A.M y seguramente Telepacífico, Semana, El Tiempo y El País se unirán para armar debates políticos que bien podrían ser un capítulo de Cara a Cara en Protagonistas de Nuestra Tele.

Todo esto sucederá, en menos de lo que esperamos. Porque seamos sinceros, aunque lo legal es que lo candidatos comiencen a hacer campaña tres meses antes de las elecciones. La realidad es que, desde el 2 de enero comenzaremos a ver la ciudad llena de ‘publicidad política pagada’.

Los adornos y luces navideñas, serán reemplazadas por las caras de ‘El chontico’, Michel Maya o Roberto Rodríguez. En el corrillo de Mao, no solo se cantarán goles, sino también, se escucharán las promesas vacías de los aspirantes. Y El País se jactará de tener las primicias electorales, entrevistando cada domingo a un nuevo candidato.

Este 2019, sin duda estará caliente. Y no solo por las altas temperaturas que nos esperan en la ciudad. Sino porque, Cali se convertirá en una selva de cemento, en la que, los animales más ágiles y feroces terminarán ganando. El consejo es, desde ya, programarse para un año lleno de política sucia y despiadada. Lo bueno es que, habrá Copa América, la distracción perfecta para que después del 27 de octubre, nos despertemos con el ‘alcalde soñado’.

 

Tal vez quieras leer también:  Es un hecho, en Colombia tenemos el Presidente más estúpido del Mundo. ¡Sorry Maduro!