Cuando desde pequeña saben el «diablo» que serás cuando grande

Esto ocurrió en Rusia, cuando un sacerdote se extralimito cuando bautizaba una pequeña de 2 años de edad.

A pesar de los gritos desesperados de la niña, ninguno de los adultos presentes hizo nada para detener y/o mermar la fuerza con la que el sacerdote ruso estaba llevando a cabo el sacramento, lo triste del hecho es que los adultos no la ayudaron pero si se burlaron de ella.

El sacerdote de nombre Ilia Semiletov, fue separado de las funciones impidiéndole así realizar el sacramento, y sera juzgado por un tribunal de la iglesia, en el video se puede observar como obligaba a la pequeña a sumergir su cabeza en el agua con el fin de eliminar todo rastro de satanás de su interior.

Por su parte la madre de la pequeña defendió el actuar de este sacerdote argumentando que en ningún momento la agredió.

Más sobre ENTRETENIMIENTO