Huracán Florence puede haber sido degradado a una tormenta tropical

Más de 24 horas después de tocar tierra por primera vez en Carolina del Norte, la tormenta se había detenido casi por completo en la región, viajando tan despacio como 2 MPH en un punto.

La lenta progresión del sistema meteorológico combinada con la constante lluvia y mareas de tempestad ha provocado que los esfuerzos de socorro se retrasen y que a las familias se les diga que todavía no pueden regresar a sus hogares en las áreas evacuadas.

Hubo ocho muertes hasta ahora en la tormenta, y el sábado por la mañana el presidente Trump emitió una declaración de desastre para partes del estado que facilitará el proceso de reconstrucción para los residentes en algunos condados.

El alcalde de Wilmington, Bill Safo, dijo que el poder podría estar fuera por semanas.

“Realmente no hay razón para volver hasta que lo hagamos. Y ahora mismo estarían en nuestro camino porque tenemos tantos escombros en el camino que tomará algo de tiempo y no hemos tenido la oportunidad de salir porque la tormenta ha estado sobre nosotros por dos días”. indico el Alcalde Safo.

El mayor impacto según el alcalde Safo fue la cantidad de árboles derribados por la tormenta.

“No pensamos que iba a ser un evento eólico importante, pero parece que se convirtió en un gran evento de viento para nosotros aquí en la ciudad”, explicó.

“Podrían ser semanas. Literalmente semanas. Tenemos tantos árboles abajo, tanto corte de energía por todas partes, la lluvia traída por la tormenta también estaba alcanzando niveles históricos a partir del sábado por la tarde. este sistema está descargando cantidades épicas de lluvia, en algunos lugares medidos en pies y no en pulgadas”, declaró el gobernador de Carolina del Norte, Roy Cooper.

El poder de Florence se redujo rápidamente a medida que se acercaba a la tierra, pero el lento avance de la tormenta de 300 millas a lo largo de la región podría dejar a gran parte del área bajo el agua en los próximos días.

Decenas de miles de personas que fueron evacuadas de sus hogares permanecen en refugios en todo el estado luego de que se les pidiera que se alejen de sus hogares, se necesita limpiar y se han derribado cables eléctricos peligrosos en algunas partes del estado, sobre todo en Wilmington, en total, 40 pulgadas de lluvia podrían caer en algunas partes de Carolina del Norte antes de que la tormenta finalmente pase por el estado.

Los vientos han disminuido drásticamente, pero la inundación catastrófica no ha mejorado, y la tormenta se está moviendo a un ritmo glacial.

Más noticias de nuestra cuidad.