Así lucen los pulmones de un fumador cuando finaliza su vida

Para muchas personas empiezan a fumar a muy temprana edad, algunos empiezan a fumar un cigarrillo de vez en cuando para parecer mayor, para ser más popular, por situaciones psicológicas o simplemente porque un día decidieron probar y les quedo gustando.

Una vez la persona inicia crea el habito de fumar, la adición a la nicotina es cada vez más fuerte haciendo en muchos casos casi imposible poder dejar de fumar, en este punto ya se depende físicamente de la nicotina.

Lo que muchos no saben es que el humo del tabaco contiene al menos 7.000 compuestos químicos, de los cuales 250 son muy, pero muy dañinos siendo así que por lo menos 69 de esos químicos pueden causar cáncer.

De esta manera poco apoco los pulmones se van dañando al punto de quedar en pérdida total, degradando notablemente la calidad de vida de la persona, y al final de su vida consumida por un vicio sin sentido llega la hora de partir de este mundo en muchas ocasiones luchando por una bocanada de aire.

 

 

Más notas de entretenimiento.