«Déjenme hacerles una pregunta. ¿Y si no hubiera un mañana?» 25 años de El Día de la Marmota

The Groundhog Day, conocida como El Día de la Marmota o Atrapado en el Tiempo, llega al cuarto de siglo.

Groundhog Day es un largometraje que no pasa de moda.
La bella Andy McDowell acompaña a Murray en el film.

Estrenada un 12 de febrero de 1993, se considera la mejor película que se ha hecho sobre bucles del tiempo. El film está protagonizado por Bill Murray como el prepotente meteorólogo televisivo Phil Connors, y Andy Macdowell como su productora. El equipo televisivo es enviado a cubrir The Groundhog Day -El Día de la Marmota-, una tradición del pueblo de Punxsutawney, consistente en predecir, cada 2 de febrero, cuanto más durará el invierno de acuerdo al comportamiento de una marmota.

Durante Groundhog Day nunca se da explicación sobre la razón del bucle temporal, esto con el fin de que el público crease su propia teoría.

Connors, arrogante como el que más, no considera este evento digno de su talento y llama «rata» a la marmota. Durante el día le ocurren una serie de situaciones aparentemente cotidianas, ante las que se comporta con su habitual engreimiento. Desprecia a sus semejantes, no piensa en las consecuencias de sus actos, hiere sin pensar a quien se le cruza. Al llegar la noche el personaje de Murray se acuesta pensando en que será su última noche en el pueblo. Pero, oh sorpresa, cuando al despertarse y empezar lo que cree es un nuevo día, todo se repite exactamente igual.

No todos los filmes de Bill Murray son buenos, pero Groundhog Day es grandioso.

Groundhog Day ha alcanzado status de clásico universal de la cinematografía y es pieza de culto entre el público general. En la película se hizo un gran esfuerzo, casi milimétrico, en mantener la continuidad para no caer en un error. Ha trascendido que, durante el rodaje, todos los relojes del set fueron parados para poder mantener la sensación de atemporalidad. Si bien Groundhog Day no se rodó en Punxsutawney (debido a lo alejado de esta locación se escogió a Woodstock, Illinois), el pueblo ha cobrado atractivo como destino turístico gracias a la película, siendo el escenario de multitudinarias convenciones anuales.

Groundhog Day distanció por 20 años a Harold Ramis con Bill Murray. En 2014 el director falleció debido a un cáncer.

En el largometraje se muestran 38 días, pero no hay un consenso sobre cuanto pasó Phil en el bucle temporal. El director Harold Ramis, que era un practicante del budismo, llegó a estimar la duración de este en 10,000 años. Ya que para los seguidores de Buda, este es el tiempo que toma evolucionar un escalón en la vida espiritual. No obstante, tiempo después lo juzgó excesivo, fijándolo alrededor de los 30 y los 40 años; ya que para las cosas que Murray hace en Groundhog Day –cómo hablar francés, ser experto pianista y escultor de hielo- este sería el tiempo adecuado.

Stephen Tobolowsky, el amigo de la secundaria de Phil.

El infierno debe ser eso, la repetición incesante y para siempre de una situación de la que conocemos el desenlace. Un infinito recomenzar en donde no hay novedad, solo un guión ya escrito y que nunca jamás va a cambiar. ¿No vivimos todos acaso en el día de la marmota? ¿No es Groundhog Day una brillante metáfora de la vida? En principio Phil quiere comprender porque ocurren las cosas, tal y como queremos entender la vida en nuestra primera juventud. Luego llega la etapa en donde Phil se rebela y solo quiere buscar gratificación inmediata, el placer por el placer.

Groundhog Day hizo celebre tanto a la tradición de la marmota como al pueblo donde tomaba lugar las acciones del film

Come, bebe como si -literalmente- no hubiese un mañana. Conquista chicas, vive bajo sus propias reglas y cede a su ambición. Cuando eso no le llena, se deprime, por lo que decide acabar con su vida, una y otra vez, infructuosamente. Entonces empieza a comprender que la vida es mejor preocupándose por los otros y busca el sentido de la vida en propiciar el confort en los demás y no sólo el propio. Es ahí donde Phil por fin encuentra sus respuestas. Groundhog Day enseña entonces que la vida que vivimos afecta a los demás, y que siempre podemos hacer el bien.

Durante el bucle, Phil se convierte en un experto pianista.