No más películas de Dago García, ¡POR FAVOR!

Llega diciembre y con el, la alegría, la feria, las compras, las vacaciones y la película colombiana del 25 de diciembre. Esa película que durante los últimos 10 años (o más), el cineasta colombiano Dago García, estrena justo en la víspera de navidad y que logra reunir a miles de familias colombinas en las salas de cine.

El señor García, cada año estrena una película diferente, claro está. Pero dadas las características particulares que tienen todas sus ‘obras fílmicas’, cualquier crítico de cine podría pensar que cada año se repite a si mismo. Cada vez, con más descaro y desparpajo.

Y es que las historias que escribe y dirige el también vicepresidente de producción del Canal Caracol, tienen todas, el mismo hilo argumental. Las historias se caracterizan por las bromas exageradas, los diálogos predecibles y los personajes ridículos.

Eso si, García siempre se jacta de que sus historias son criollas y que resaltan la idiosincrasia colombiana. Aunque al final, lo que hacen es ridiculizar la cultura del país e insultar la inteligencia de los espectadores.

Dago; el rey midas del cine colombiano

Dago García

Dago García la tiene clara. Desde 2001 cuando estrenó la comedia ‘La Pena Máxima’, protagonizada por Enrique Carriazo (¡¿por qué Enrique?!) y Robinson Díaz. Se dio cuenta que al cinéfilo colombiano, lo que le gusta, son los chisten tontos y las situaciones exageradamente absurdas. La película fue un ‘trancazo’ en la taquilla nacional y desde ahí, García se propuso estrenar al menos un largometraje al año.

Fue en 2005, con el estreno de ‘Mi abuelo, mi papá y yo’ (otra comedia absurda), que la tradición la trasladó a cada 25 de diciembre. Y desde ahí, las navidades no son las mismas.

Cada día de navidad, hemos tenido la ‘dicha’ de contar con una nueva comedia criolla familiar, del señor García; ‘Las Cartas del Gordo’ en 2006. ‘Muertos del Susto’ en 2007. ‘El escritor de telenovelas’ (¿su autobiografía?) en 2011. O una de las peores, ‘Mi gente linda, mi gente bella’ en 2012.

¿Qué tienen las comedias de Dago García, que tanto atraen a los colombianos?

La respuesta es tan simple como las historias que García cuenta. Su atractivo está en que el espectador no tiene que pensar, solo disfrutar.

Para ver y entender una historia escrita por García, no hay que saber de cine. No es necesario ser conocedor del lenguaje cinematográfico, porque sus películas no lo tienen. Ni haber leído un libro ‘best seller’, porque ninguna película suya está basada en alguna novela. ¡Gracias a Dios! No hay que ser crítico de cine, porque de serlo, podría sufrir una ulcera con solo las dos primeras escenas. El espectador, lo único que debe tener, es ganas de reírse. Ganas de reírse porque si.

Dago García - El paseo de Teresa
Este año ‘Daguito’ no podía quedarse atrás y para el 25 de diciembre ya tiene lista su última súper producción. ‘El Paseo de teresa’ cuenta la historia de un robot que llega a Colombia para aprender como viven los habitantes del ‘tercer mundo’.

Si usted va al cine un 25 de diciembre, a ver una película de Dago García, esperando que su mente se expanda; que su visión sobre la sociedad actual cambie. O para después debatir con sus amigos sobre el interesante argumento. Usted está equivocado, muy equivocado. Y seguro, va a perder su platica.

Basta ver perlas tan ‘encantadoras’ como ‘El Paseo (1,2,3,4…)’, que ostenta el título de la saga más vista en Colombia. (En tu cara Harry Potter y X Men) o ‘El Agente ñeo ñero 7’. Para entender que, el talento del señor García, no es la escritura, al menos no para cine.

En televisión ha hecho grandes proyectos. La Saga; negocio de familia, por ejemplo, es una excelente telenovela (¿serie?). Pero en cine, termina rajado. Tanto que, si se analizan sus películas (algo que ya es redundante). Se puede llegar a la conclusión, de que son telenovelas en pantalla gigante.

El proceso ‘creativo’ de Dago

Para crear sus películas, Dago recurre a los mismos argumentos que se usan en las telenovelas, en especial las de Caracol (¡que coincidencia!). A los mismos actores; Robinson Díaz y Antonio Sanint serían algo así como ‘Los Chicos García’, una alegoría a ‘Las Chicas Almodovar’.  Utiliza los mismos planos, las mismas secuencias. Y de fondo, la misma paupérrima idea; mostrar la idiosincrasia colombiana.

Pero la culpa no es toda del viejo Dago. Ya que, mientras los colombianos sigan yendo en ‘gallada’ cada 25 de diciembre a ver sus ‘bodrios’ fílmicos y convirtiéndolos en éxitos de la taquilla nacional. Él va a seguir contando historias estúpidas, predecibles, ‘criollas’ y repetitivas.

Claro, también ayuda que los actores colombianos se sigan prestando para actuar en semejantes bodrios.

¡Por la plata baila el perro, dicen por ahí!

¿Cuál es su película favorita de este gran cineasta colombiano?

 

Dam Mina

Comunicador social. Periodista. Realizador audiovisual. Escritor aficionado. Fanático #1 de Shakira y tío enamorado. ¡Por qué hacer las cosas mal si las puedes hacer bien!

dam-mina has 38 posts and counting.See all posts by dam-mina